Ser activista es generar impacto promoviendo la paz


Ser activista es generar impacto promoviendo la paz

Fuente: http://sinetiquetas.org/2015/07/23/diane-rodriguez-ser-activista-es-generar-impacto-promoviendo-la-paz/

Entrevista:

Por Esther Vargas

A los 33 años, Diane Rodríguez está por titularse de psicóloga. Vive en Ecuador y es presidenta nacional de la Asociación Silueta X, una organización defensora de los derechos LGBTIQ que nació en 2007 y que hoy tiene oficinas en Guayaquil, Quito, Cuenca y Ambato, y representación en cerca de 28 localidades.

Durante las elecciones legislativas de febrero del 2013, se convirtió en la primera candidata abiertamente transexual en postularse a asambleísta en Ecuador. Postuló por el movimiento izquierdista Ruptura 25. Diane Rodríguez llevó una campaña modesta. Durante la etapa electoral tuvo varios impases con el candidato presidencial y evangelista Pastor Nelson Zavala, quien descalificó su participación con insultos y argumentos retrógradas.

No fue electa, pero su trabajo como activista no cesa. Es cercana al régimen de Rafael Correa, lo cual le ha costado no pocas críticas.

Diane Rodríguez es reconocida en diversos países por su activismo y también por cumplir el sueño de unirse con la persona que ama . Define su relación como exótica. Nicolás Guamanquispe, su amor, nació mujer y hoy es chico. Ella nació varón y hoy es una chica. Ambos son transexuales. “Es decir, somos de distinto sexo y eso nos permite hacer unión de hecho, casarnos y adoptar. Pero creo que si el derecho no se ejecuta para todos mis compañeros LGBTIQ, no hago uso de él. Es por eso que tampoco me casaré, hasta que el matrimonio igualitario sea legal en Ecuador, o se elimine la figura del matrimonio, que es otra posibilidad y quede solo la unión de hecho como estado civil. En apoyo al acuerdo #21525 que reconoció las uniones de hecho de homosexuales creamos la campaña Unión Civil Igualitaria (www.UnionCiviligualitaria.com) con la cual se llevó adelante los cinco primeros registros a nivel nacional de personas homosexuales y transexuales. Mi novio Nicolás y yo nos convertimos en los primeros “esponsales” legalmente en registrar nuestra unión de hecho en Ecuador, y con ellos la primera pareja completamente transexual”.

Diane Rodríguez recuerda que cuando salió del registro civil, los medios estaban afuera y con ellos, un grupo de manifestantes evangélicos: “Por un momento me asusté, y pensé que lo arruinarían todo. Pero pudo más la emoción del momento, que por megáfono les agradecimos su visita pero sobre todo “por tomarse la molestia en venir a celebrar alegremente con nosotros las uniones de hecho”. Por supuesto, no estaban felices y sus carteles decían cosas feas pero no iba a permitir que la fanaticada religiosa, arruinara ese único momento. Aunque el derecho de la unión de hecho beneficia más a homosexuales que heterosexuales y transexuales, lo disfruté como propio, como necesitado, como añorado, como el sueño que todos quisieron alcanzar y que hoy lo disfrutas en tus manos, en tu ser, en tu corazón. Eso significó para mí, porque justamente lo luchamos como propio, a pesar de no ser lesbiana, gay o bisexual, y así hemos actuado en lo personal, la asociación Silueta X y por supuesto las organizaciones aliadas”.

¿Cuál es la situación de las personas LGBTIQ en Ecuador?

–Como en cualquier país latinoamericano, aún sufrimos estigma, discriminación, violencia y asesinatos. Sin embargo, se está avanzando en políticas públicas para asegurar que las poblaciones LGBTIQ y nuestros derechos sean legítimamente garantizados. Estos cambios legales deben ir acompañados de una fuerte sensibilización. No es una tarea sencilla y tampoco es que se vean resultados inmediatos, y posiblemente ni siquiera en esta generación. Pero un paso inicial se ha dado: es el cambio de las normas legales para que nos amparen.

¿Consideras que el presidente Correa ha dado muestras de respaldar a las minorías o como dicen los críticos en verdad les ha dado la espalda con las expresiones homofóbicas que ha tenido en determinados momentos?

–El señor presidente, economista Rafael Correa, aparte de ser presidente de un país, es un ciudadano que se crió y educó en la misma ciudad donde yo nací y me eduqué, que es Guayaquil. Que hoy sea presidente no significa que el haya sido educado en una urna de cristal inmarcesible. Por el contrario, viene de barrios comunes, de gente pobre, como muchos de nosotros. Como cualquier ser humano que no conoce sobre temas de género y diversidad sexual, requiere de un proceso de “De-construcción”, y que él mismo ha reconocido y el reconocer que uno tiene falencias en ciertas áreas es un gran paso. Rafael Correa puede ser un gran experto en estadísticas y economía, y lo ha demostrado con la estabilidad que hoy tiene el Ecuador. En las redes sociales no navegan personas pobres, navegan los de mediana y alta clase, pero personas que estamos en el diario vivir y trabajamos con la comunidad, y vemos cómo se ha mantenido la economía y que no se ha afectado a los pobres. Estimo conocer ampliamente sobre género y diversidad, pero si me ubican en una tabla económica para planificaciones o ejecuciones, estoy perdida. El ser presidente de un país no significa que lo sabes o lo eres todo. En lo personal y desde la Asociación Silueta X, hemos sido los primeros en llamar la atención al señor presidente, cuando en alguno de sus enlaces ciudadanos o declaraciones públicas, no ha tenido mucho tino en sus expresiones y las poblaciones LGBT se han visto afectadas. Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo. Pero como siempre, CON RESPETO. En las redes sociales encuentras mucha gente envenenada. Facebook y Twitter no es como tener de frente a la persona, y ese camuflaje hace que muchos digan cualquier majadería. Y a pesar que pongan su foto personal, repito: NO ES LO MISMO INSULTAR A ALGUIEN EN REDES, QUE EN SU CARA. En las redes es más fácil, todos son valientes. Cuando se lo hemos pedido CON EDUCACIÓN, el señor presidente ha reconocido su error. Incluso, pidió disculpas a la comunidad y refirió que debía aprender más sobre estos asuntos y que debemos entender que en el entorno donde fue criado, como la mayoría de ecuatorianos –y me incluyo–, lamentablemente se manejan expresiones cotidianas que son homofóbicas y transfóbicas, y que eliminarlas no es de la noche a la mañana. Es un proceso de mediano y largo plazo. El presidente se reconoce como un ser humano común con fortalezas y debilidades. No lo justifico, pero si argumento algunas de sus expresiones que se conjugan con sus acciones asertivas de inclusión con nosotros los LGBT. Pero como siempre, la gente, y los medios acostumbran a escandalizar lo negativo y lo positivo minimizarlo (sobre todo si tiene que ver con tendencias políticas). Estas disculpas se ven en YouTube y otras cosas positivas acerca de los GLBTI que ha dicho. ¿Cuántas visitas tienen esos videos positivos en relación a los negativos? La respuesta es clara. No estoy justificando ninguna expresión que haya dicho el señor presidente, pero estimo que en el mismo calibre que se critican las cosas negativas, deben de reconocerse las cosas positivas.

¿Cuáles son los avances que rescatarías que hay en Ecuador para las personas LGBTI?

–En el 2008 se incluyó por primera vez la Identidad de Género, como derecho fundamental. A partir de eso las siguientes leyes: Código Laboral, ley para la justicia laboral, Código Orgánico integral penal,Ley de educación e interculturalidad, Código Civil, Ley Antidiscriminación para la provincia del guayas, Ordenanza de Quito, Ambato, entre otras q han incluido la orientación sexual y la identidad de género. Aún están leyes pendientes como las “reformas a la ley del registro civil en materia de identidad de género”, el reglamento para la ejecución de los consejos de género de la reciente ley aprobada sobre los consejos sectoriales, entre otras que continuarán asegurando la inclusión social de las poblaciones LGBT. Esto sin mencionar los acuerdos directos a los que hemos llegado con el ejecutivo como, por ejemplo, el acuerdo #21525 generado a partir del 13 de diciembre del 2013 y el que ha posibilitado varios avances : capacitaciones a funcionarios de la Policía, educación, y otros con temáticas LGBT. La generación de 18 centros inclusivos LGBT en salud a nivel nacional, la investigación de asesinatos mayoritariamente de personas transexuales en Ecuador (el 32% se encuentra solucionado). Y el logro más escuchado a nivel internacional es el reconocimiento de la unión de hecho para homosexuales que generan los mismos derechos que la figura del matrimonio, a excepción de la adopción.

Si somos autocríticos, ¿qué no se ha hecho? ¿Qué falta? ¿Con qué no se ha cumplido?

–El matrimonio igualitario y la adopción. El matrimonio es una figura legal en decadencia en Ecuador. La unión de hecho genera los mismos derechos que el matrimonio y puede ser disuelto inmediatamente. Desde el 15 de septiembre del 2014 hasta el 30 mayo del 2015, es decir en ocho meses, solo 113 parejas homosexuales han legalizado su unión de hecho. Pero es un tema importante para otros grupos, y es legitimo. No se ha tocado es la adopción, y por ahora en Ecuador será imposible, a menos que haya una reforma constitucional.Cambiar una Constitución no es tan fácil como una ley orgánica y eso significa que es un tema que llevará mucho tiempo de dialogo. El principio fundamental de la Asociación Silueta X es conseguir políticas públicas que aseguren a las poblaciones LGBT que se encuentran en mayor exposición o mayor demanda, como por ejemplo asesinados, bullying, mobbing, acceso a la salud, etc. Siempre estaremos en defensa de estos temas, y cuando se agoten pasaremos a otros que también son importantes pero que no representan la privación de la vida.

ACTIVISMO DIVIDIDO

Algunos sectores demandan matrimonio igualitario. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

–Como transexual, ni la unión de hecho ni el matrimonio igualitario me representan o me representarían un derecho que me urge. Sin embargo, eso no me ha limitado en lo personal y por su puesto en organizacional, el exigir al ejecutivo que se legalice la unión de hecho en Ecuador para homosexuales, y así lo logramos luego de varios diálogos. Un principio de derecho que concibo es que si el derecho no es para todos, no hago uso del mismo. A pesar que antes, durante y actualmente, con o sin leyes a favor LGBT, mi actual esposo Nicolás Guamanquispe y yo podíamos hacer unión de hecho y casarnos, no lo hicimos.

¿Por qué hay tanta división entre los colectivos LGBTIQ?

–En todos los colectivos sociales encontramos división de criterios. Le pasa a las feministas, colectivos Pro-Vida, afrodescendientes, indígenas, montubios, obreros, transportistas, etc. Todos tienen división de criterios. He sido invitada en varias ocasiones y en distintos países a dar conferencias sobre los retos y logros alcanzados en Ecuador. Eso me ha permitido dialogar con los colectivos locales y ellos mantienen las mismas problemáticas que se ve en Ecuador. Es decir, la división de criterios no es patrimonio de los colectivos LGBT de Ecuador. Lo importante es que en estas divisiones de criterios se encuentre un punto de inflexión que permita trabajar juntos y que no haya atentados, injurias y calumnias.

Según AFP, reconoces que el jefe de Estado ha privilegiado su “consideración sobre derechos humanos antes que su mora” y combatido la discriminación por preferencias sexuales. ¿Por qué algunas activistas destacadas como las que promueven el matrimonio igualitario u otros grupos críticos no creen en Correa?

–¿Que significa ser activista destacado para usted? Hagamos de cuenta que la pregunta es simplemente activistas… Usted lo ha dicho, activistas que llevan adelante el matrimonio igualitario. Cuando el señor presidente Rafael Correa mostró simpatía por las luchas de las poblaciones LGBT, me hizo un llamado al cambio de guardia presidencial, el primero de su nuevo periodo en el 2013. Él tuvo la predisposición de convocarme. En ese espacio de alto reconocimiento cívico en Ecuador aproveché y solicite una reunión ampliada con organizaciones, activistas y personas LGBT para hablarle de primera mano las realidades y afectaciones de la diversidad sexual en el Ecuador. Él accedió y se concreta el 13 de diciembre del 2013 formándose el acuerdo #21525 que tiene el enfoque de garantizar derechos a los LGBT en Justicia, Salud, Empleo, Educación y Ciudadanía. Estos acuerdos se enmarcan en leyes orgánicas que nos reconocen y no se cumplen, en leyes que no se nos reconoce y hay que reconocernos, en acciones, planes y proyectos enfocados hacia las poblaciones LGBT. Por tanto, el acuerdo se enmarca dentro del MARCO CONSTITUCIONAL. En la Constitución existen dos candados que no permiten la ejecución de dos derechos homosexuales y es el matrimonio y la adopción. Este primer acuerdo se enfoca en lo que indiqué anteriormente y que no tiene que ver con el matrimonio ni la adopción. Una vez alcanzado los acuerdos iniciales podremos iniciar otro acuerdo que no sea el #21525, que contemple el matrimonio y la adopción, pero eso es a largo plazo. Esta estrategia activista disgustó mucho a los que llevan la campaña de matrimonio igualitario, y empezaron con otros personajes de la política derechista y partidaria en Ecuador, a atacarnos. No solo a mí, a la Asociación Silueta X y a todo aquel activista u organización que trabajara con nosotros. Estas personas políticas de derecha que se unieron a las personas LGBT que llevaban la campaña del matrimonio los dotaron de herramientas e insumos políticos, para que deslegitimen el proceso. Ahora ya no solo hay diferencia de criterios, sino ataques de algunas personas LGBT hacia nosotros. ¿Qué significa para usted ser activista destacado inicialmente? ¿Ser activista destacado es Insultar al primer mandatario? ¿Desprestigiarlo? ¿Convocar a marchas golpistas? ¿Crear descontento entre los LGBT como si el único derecho a alcanzar es el matrimonio? ¿Invisibilizar asesinatos LGBT para poner como única bandera el matrimonio?

[Le aclaro que al decir activista destacado me refiero a los líderes que tienen presencia mediática y en redes sociales, que convocan manifestaciones y cuya voz es tan fuerte como la de ella, aunque el punto de vista sea distinto ]

–Esto sin mencionar que ser activista destacado es atacar a otros activistas que actuamos estratégicamente, desprestigiar a otros activistas que buscan solucionar los problemas inmediatos, minimizar a activistas que no tienen captación mediática pero que hacen trabajo de campo en comunidades. Lamentablemente en este punto hay que considerar que entre los LGBT, como en cualquier población, también existe una lucha de clases; y la prole y el lumpen proletariado LGBT, no lucha por casarse. Lucha por salud, estudiar, trabajar, pero sobre todo, porque no lo discriminen,excluyan, violenten o maten. La Asociación Silueta X trabaja y trabajará por los LGBT mas desposeídos y desamparados y con ello los derechos que les garanticen. Hemos sido atacados y desprestigiados al máximo punto extremo. Nosotros nunca hemos respondido de esa forma… y si alguna vez respondimos fue dentro del marco del respeto. Existe una sola forma de activismo y es el activismo que busca la materialización de derechos sin generar violencia o ser violentos con otros o inclusive contra nuestros detractores. No sé que calificativo darle a quién dice ser activista pero insulta, desprestigia, anula, rechaza, discrimina, omite, invalida, acosa, estigmatiza, ridiculiza… Eso no es ser activista. Me parece la materialización del poder por el poder de tener la razón a toda costa. Esto desde el feminismo, transfeminismo y cualquier óptica de equidad no representa ser activista. Ser activista es generar impacto promoviendo la paz como lo hizo Malcolm X, Martin Luther King y el mismo Nelson Mandela. Ese es el tipo de activismo que genera mayor impacto y que perdura. El activismo que promueve, paz, diálogo, consenso y acuerdos es el activismo de estos personajes y el cual no solo admiro sino que he ejecutado al agitar socialmente el Ecuador para obtener derechos LGBT. Mi lema es: “No existe mayor conquista, que haber conquistado a tu enemigo”, eso para mí es activismo.

¿Diane Rodríguez es parte del gobierno? ¿Simpatizante del gobierno? ¿Cómo definirías tu postura frente al gobierno?

–No soy parte del gobierno. Y soy simpatizante de cualquier persona, activista, gobernante o mandatario que muestre atención real hacia nuestras poblaciones. Las noticias internacionales solo hablan del presidente y cosas que a criterio de la prensa internacional es impactante. Pero así como el presidente hay otras personas de otras tendencias políticas en Ecuador que muestran acercamiento, simpatía y apoyo hacia los LGBT. Nosotros lo hemos reconocido. Mi postura frente al gobierno es la siguiente: Crítica constructiva y respetuosa.

ESTRATEGIA AL MEDIANO Y LARGO PLAZO

¿Qué rol político deben cumplir los activistas?

–Ser estratégicos. Si tengo una ley constitucional que no me permitirá obtener un derecho, debo enfocarme en leyes existentes que no ejecutan mis derechos pero al mismo tiempo planificar el momento coyuntural en que se pueda dar una reforma a esa ley constitucional. Eso es pensar a mediano y largo plazo. El mundo no se empieza ni termina hoy o mañana. Para siempre es de noche, para siempre es de día, y por tanto hay que estar preparados.

¿Por qué de pronto recibiste tantas críticas de los activistas? ¿No es mejor estar juntos en la lucha?

-¿Tantos activistas? ¿Quiere que cuente cuántos activistas –que en realidad no son activistas sino personas LGBT que generan odios– que están en Twitter y Facebook? No pasan de 5. Es más, estos activistas son los que nos han desprestigiado y a los cuales nunca en mi vida activista (mas de diez años), los he visto realizando trabajo de campo en la comunidad ni en ninguna ciudad del país. Solo salen en los medios de comunicación a emitir criterios por un tema impactante como el matrimonio. Es el monotema. En todo caso, como cualquier ser humano que se dedica a la defensa de los derechos humanos, me perturba la gente que no hace y no quiere dejar hacer. Y la mayoría de estas personas son neófitas en el activismo, que su momento de captación mediática lo han ocupado en vez de exigir un derecho, en ajustarse a críticas gobiernistas, que no vienen al caso durante la prevalencia de una garantía LGBT. Nosotros convocamos a un diálogo y nunca se acercaron. Sin embargo, desde los aspectos y principios de derechos humanos estamos siempre abiertos a dialogar y sobre todo a darles la oportunidad a que subsanen los daños que nos ocasionaron. Nuestra visión es generar mayores compromisos para el bien de todos los LGBT y con mayor énfasis en los que más carecen de derechos.

¿Es la población trans la más vulnerable en Ecuador?

-La población trans es la más vulnerable a nivel mundial. En el 2014 tuve la oportunidad de estar en Suecia. Este país tiene los derechos más avanzados para poblaciones LGBT, pero los derechos de trans e intersexuales (identidad de género), no llegaban ni a la mitad de los consagrados. Esto se debe a lo siguiente: nuestro mundo binario ha sido construido bajo las normas sociales que no permiten que dichas normas sean rotas o quebrantadas. Las relaciones sexuales son una, pero el género de las personas es otra. Una persona homosexual (hombre gay o mujer lesbiana) o bisexual rompe una norma que es las relaciones sexuales y que frecuentemente las rompe al momento de ejecutarlas, exponerlas por derecho propio o ser expuesto. Es decir, la orientación sexual de las personas (heterosexual, homosexual bisexual), pertenecen al derecho privado y con eso hay una oportunidad de burlar este sistema social, si es que se le puede dar este calificativo. Para las personas trans e intersexuales se rompen dos normas: una sexual y la otra de género. Aquí se encuentran en juego dos derechos y de distinto ámbito: privado (sexo) y público (género). El género, al tratarse de un derecho público, se materializa en la piel, en las costumbres, en el diario vivir, en la ropa, en el comportamiento, etc. Ya no solo en la actividad sexual. Esto deja a las personas trans indefensas puesto que empiezas a ejercer tu derecho en la mayoría de los casos desde la adolescencia y otros desde la niñez. A muchos de nosotros se nos dice que nos comportemos y comportarnos significa no ejecutar nuestro derecho público del género, sino solo ejecutar nuestro derecho privado que es el sexual, y eso se convierte en algo imposible. Pedirle a una persona trans que no se vista de mujer o viceversa es como pedirle a un homosexual que no se acueste con otros hombres. Es por eso que las poblaciones trans son las que no tienen un nivel académico alto porque son expulsadas de sus hogares sin antes terminar sus estudios o huyen por la presión. El no tener un nivel académico adecuado no nos permite acceder a plazas laborales. En Ecuador a pesar de que tengas el nivel académico adecuado tampoco accedes a plazas laborales porque ver a una persona trans en un puesto de trabajo público se lo asocia a la perversión.

LOS MARGINADOS DE TODO

Diane Rodríguez destaca que eso no pasa con el gay ‘comportado’, es decir, el que no rompe el molde de género. O con la lesbiana ‘comportada: “El problema en adolescentes gays y lesbianas no es como se visten o se comportan. Su mayor problema es que no les dejan tener las parejas que ellos quisieran. Por tanto, existe una leve oportunidad de un compañero gay y una compañera lesbiana de subsistir en este sistema social, mientras que a las personas trans se nos excluye de todo… y qué decir de nuestros compañeros intersex y que algunos inclusive invisibilizan en las siglas LGBT eliminando la I.

La activista llama la atención sobre los asesinatos. En el 2013, de 20 asesinatos en Ecuador tres fueron de hombres gays, dos de mujeres lesbianas y quince de personas trans. En el 2014 fueron 9: uno de un hombre gay y ocho de personas trans. En lo que va del 2015 van 7 asesinatos, dos de hombres gays y cinco de personas trans. “La Asociación Silueta X es la única organización en Ecuador que hace esta recolección año a año. Estoy segura que esto no es distinto en diferentes países y de no tener datos es porque no los recolectan. En todo caso demuestro así que las personas trans e intersexuales son las que menos acceso a derechos tienen no solo en Ecuador sino en el mundo entero”, dice Diane. Y espera ser entendida.

Diane Rodríguez - Representante LGBT transgénero del Ecuador - Ser activista es generar impacto promoviendo la paz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s