Lanzan “Silueta X”, un libro infantil gay


Fuentes: http://www.eldiario.ec/noticias-manabi-ecuador/345019-lanzan-silueta-x-un-libro-infantil-gay/

Lanzan “Silueta X”, un libro infantil gay

AGENCIAS.- Silueta X, una de las organizaciones de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (GLBTI) más activas del país, considera que el tema de la diversidad sexual debe abordarse desde la niñez.

Por eso ayer, en Guayaquil, celebró el lanzamiento del primer cuento infantil con temática homosexual hecho en Ecuador.

“Benedicto se siente niña” narra la historia de un niño que “no sabe aún si será príncipe o princesa”, pero es aceptado por los demás.
> La obra. Por ahora se trata de un libro digital gratuito, diponible en Tilgb.com, pero sus autores esperan que la aceptación de estos contenidos crezca. De ser así, el material podría llegar a niños y niñas cuya identidad de género les ha creado barreras sociales. El libro trata de un jovencito andrógino que juega con muñecas ante un sorprendido entorno familiar, que termina siendo comprendido y querido por los suyos.
Diane Rodríguez, la activista que preside la asociación, encabezó también la producción que complementa la ilustradora Andrea Bravo, ambas transexuales.
Las autoras aseguraron haberse inspirado en el testimonio de Steven, un niño ecuatoriano que usa vestidos desde los seis años, cuya historia, aseguran, representa la de decenas de jovencitos incomprendidos. La iniciativa cuenta con el respaldo formal de la Asociación Ecuatoriana de Psicólogos, aunque en la práctica no todos sus miembros avalan el cuento.
La transexualidad manifiesta algunas señales desde la infancia
Anuncios

Una respuesta a “Lanzan “Silueta X”, un libro infantil gay

  1. ¿HOMOSEXUAL..?
    A los dieciséis años entré a formar parte de la homosexualidad, y en el ambiente gay, deseaba amar y ser amado. Después de mucho tiempo, me di cuenta de que la homosexualidad no estaba resultando ser el paraíso que esperaba. La infidelidad y promiscuidad, la pornografía y la adicción sexual eran típicas en ese estilo de vida. Atraído por la falsa promesa del amor, quede atrapado en ese mundo, y en medio de aquella tormenta, encontré un día la Biblia en donde “casualmente” leí lo siguiente:
    “No se equivoquen, los que se entregan al pecado sexual… o son afeminados o practican la homosexualidad… no heredarán el reino de Dios.” (1 Corintios 6:9 y 10).
    Nunca había leído eso. Me dio mucha rabia y tiré la Biblia al basurero. No obstante, esas palabras habían quedado sembradas en mi mente. Pasaron varios años y una noche mientras dormía, Jesucristo se presentó en mi sueño. Con su mirada puesta en mí, pude ver con total claridad su gran decepción y tristeza. Me levanté sorprendido por aquella visión, y recordé entonces aquellas palabras que había leído antes en la Biblia, y por primera vez me pregunté: ¿Será que realmente Dios no está de acuerdo con esto? Continué con mi vida, pero una tras otra, las decepciones de la existencia gay no dejaban de sucederse. Me sentía vació y frustrado, pues allí había puesto mi esperanza de ser feliz.
    Un día, fui invitado a una iglesia cristiana, y mientras oía el mensaje del evangelio, comencé a llorar sin poder contenerme. Me sentí confrontado por mi pecado, pero a la vez alentado con la promesa de una NUEVA VIDA al lado de Jesucristo. Al final del mensaje, el pastor hizo la siguiente pregunta: ¿Quién quiere recibir a Jesús en su corazón? Levanté entonces mis manos e inmediatamente exclamé: “¡Yo quiero. Yo quiero recibir a Jesús!”. A partir de ese momento, mi vida empezó a ser transformada, y dentro de mí fue creciendo una nueva convicción: La Homosexualidad, es un pecado. Continué asistiendo a la iglesia y mientras escuchaba la Palabra de Dios, más crecía mi fe. Había encontrado al amor de mi vida y quien lo cambiaria todo para siempre: “De modo que el que está en Cristo, nueva criatura es. Las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17) ¿Hecho nuevo?… Aquellas palabras me llenaron de esperanza y paz. Había sido perdonado por Jesús y ahora empezaba a caminar en mi nueva vida. Desde entonces, el gozo de la salvación me ha dado la fuerza necesaria para vivir agradando a Jesucristo. Toda mi existencia fue restaurada. La pornografía y la adicción sexual desaparecieron; la angustia y tristeza se habían esfumado; mi carácter empezó a ser transformado y mi gusto por las mujeres… ¡había sido restituido!. Ahora, puedo ayudar a otros a entender que en Jesús… ¡Si es posible el cambio!… Así que, amigo, si estás atrapado como yo lo estaba, repite esta breve oración: .
    Extractos del Libro “La Puerta de Salida. El Camino de Salida de la Homosexualidad”. Solicítelo gratis en versión PDF a esta dirección: lapuertadesalida.internacional@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s