Literatura gay para niños


Fuentes: http://expreso.ec/expreso/plantillas/nota.aspx?idart=7478089&idcat=38473&tipo=2

Literatura gay para niños 

Guayaquil se enfrenta al primer cuento infantil con temática homosexual La iniciativa enciende el debate: ¿Están preparados los niños para tratar el tema?

La diversidad sexual está aquí, entre nosotros. No se puede ocultar. En eso estará de acuerdo la mayoría. ¿Cuál es el momento ideal para abordar esta realidad, por ejemplo, con sus hijos? Allí se traba el debate.

Silueta X, una de las organizaciones de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (GLBTI) más activas del país, considera que el tema debe abordarse desde la niñez. Por eso ayer, en Guayaquil, celebró el lanzamiento del primer cuento infantil con temática homosexual, hecho en Ecuador.

‘Benedicto se siente niña’ narra la historia de un niño que, como bien resume su línea final, “no sabe aún si será príncipe o princesa”, pero es aceptado por los demás.

Por ahora se trata de un libro digital de carácter gratuito, diponible en Tilgb.com, pero sus autores esperan que la aceptación de estos contenidos crezca hasta contar con el apoyo (por ahora escaso) de la sociedad civil y el aval (¿por qué no?, se pregunta) del Gobierno Nacional. De ser así, el material podría llegar a niños y niñas cuya identidad de género les ha creado barreras sociales, bajo la incomprensión.

El libro, que es más bien un folletito ilustrado, donde un andrógino jovencito juega con muñecas ante un sorprendido entorno familiar, que termina siendo comprendido y querido por los suyos, no tiene más de 10 páginas, aunque llevó meses de trabajo.

Diane Rodríguez, la activista que preside la asociación con miras políticas, encabezó también el equipo de producción que complementa la ilustradora Andrea Bravo; ambas transexuales.

En conversaciones con EXPRESO, las autoras del libro infantil aseguraron haberse inspirado en el testimonio de Steven, un niño ecuatoriano que usa vestidos desde los seis años (ver recuadro), cuya historia, aseguran, representa la de decenas de jovencitos incomprendidos.

La iniciativa cuenta con el respaldo formal de la Asociación Ecuatoriana de Psicólogos, aunque, en la práctica, no todos su miembros avalan el cuento. Tampoco la Iglesia guayaquileña, cuyo vocero principal, César Piechestein, declinó conceder declaraciones a este Diario por considerar que “es una cosa demasiado tirada de los cabellos para comentarla”. Ni siquiera el Ministerio de Educación, cuyo pulgar arriba es buscado con ansiedad por Silueta X, que espera poder colar el debate en instituciones educativas, respondió la solicitud de comentarios. Hasta el momento, además del tradicional apoyo de gremios asociados a la lucha por los derechos igualitarios, solo ha firmado la hoja de respaldos el Consulado de los Estados Unidos, en Guayaquil.

Los detractores de la propuesta coinciden, por lo general, en que los niños no están preparados para abordar este tipo de temas. Pero la postura solo abre más interrogantes. ¿Cuál es la edad apropiada? ¿Se puede esconder la realidad a los niños? ¿Puede un cuento afectar la identidad de un niño?

Estas y otras visiones se han enfrentado en las redes sociales de este Diario, donde el debate ha dejado ver la variopinta gama de criterios de lectores como Walter Arroyo, quien asegura que “no podría fomentar algo que es antinatural” o María Paz Mejía que sentencia: “amor es amor”. Aunque, al final del día, la decisión de compartir este cuento infantil recae, únicamente, en la figura de los padres.

b6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s