¿Prohibicionismo? No, más debate.


Fuente: http://www.hoy.com.ec/movil-front-noticias.php?id=prohibicionismo-no-mas-debate-604684

¿Prohibicionismo? No, más debate.

En las redes se desarrolla un intenso contrapunto sobre las voces oficiales que piden eliminar ciertos programas de TV. Varios cibernautas, no obstante, piensan que en la lucha contra la discriminación no se puede defender unos derechos conculcando otros.

¿Un fantasma prohibicionista recorre el país? La polémica en torno al espacio Lunes Sexy, de diario Extra, o los programas La pareja feliz, Vivos, Mi recinto, Los compadritos, Así pasa y Solteros sin compromiso ha nutrido un debate en las redes sociales, en el cual los usuarios reclaman, en primer término, congruencia y una lectura alejada de la moral.

 Muchos cibernautas identifican una suerte de doble discurso en las tesis oficiales que hablan de eliminación o trato firme a ciertos espacios. Y se critica, por ejemplo, que los excesos verbales en un Enlace ciudadano se reproduzcan, semana tras semana, sin mayor observación de la Supercom ni la Defensoría del Pueblo. De hecho, desde la ironía, el tuitero Efrén Guerrero (@auraneurotica) dice que la sabatina se convirtió en Mi recinto. Y se pregunta, como contribuyente al Fisco: “¿Es mi plata invertida en esas cosas?”.

 Mónica Vicuña va más allá en la reflexión. Desde su cuenta @monicavicuna escribe que respeta las acciones de los colectivos GLBTI en su lucha contra la discriminación. Pero pregunta: “¿Cuál es el objetivo: pescar a río revuelto? O sea, como censuraron el Lunes Sexy y a Alfredo Pinargote, ¿es el momento para censurarlo todo?”.

Más adelante, ella ensaya una tesis. “Es simple: no veas, leas, escuches, comas o uses lo que no quieres y no te gusta. Eso es libertad de elegir”.

Otras voces, en cambio, apuestan por una recreación del humor. La activista Diane Rodríguez pide eso (ver entrevista). Bianka Valverde acompaña esa idea. Desde @biankitaval escribe: “Yo quisiera tener una comedia que me haga pensar y reír inteligentemente”. (IFP)

Entrevista: Rodrigo Tenorio es psicoanalista y catedrático universitario.

Su producción intelectual es extensa y pone énfasis en las nuevas sensibilidades, la juventud, los usos de las drogas…

‘No hay peor cosa que un extremista con poder’

¿Resulta un contrasentido que desde el Estado, o desde los deseos de un funcionario público, se establezca lo que es malo o lo que es bueno?

El poder no está en esa capacidad. Al poder le corresponde construir regulaciones en torno a los modos de vida de las personas. La ética y la moral están sobre él. Y es la cultura la que construye equidades, lingüísticas en primer lugar y éticas en segundo.

¿Cuánto se posterga ese abordaje cuando desde la sociedad se pide que el Estado intervenga en el tema de los valores?

Al Estado corresponde ver que se cumplan las normas de la cultura y los cambios que la cultura produce. Uno de los avances de la humanidad es la libertad de pensar y la de equivocarnos. Todos tenemos derecho a la duda y al error. La Iglesia es un ejemplo de ese manejo perverso de la libertad. Esta Iglesia, hasta entrado el siglo XX, era la dueña de las conciencias, de las libertades, los cuerpos y las almas. Sin armas, con los cambios lingüísticos y actitudinales de todos fuimos arrinconando a esa Iglesia.

¿No se está reproduciendo una matriz teológica cuando un funcionario aúpa a que actores sociales se pronuncien por la prohibición de un programa?

Hay cierto nuevo teologismo, pero no lo veo en el sistema, sino en algunas personas. Es como en la Iglesia: no fue toda, sino un fraile loco que creía que el demonio hacía volar a las mujeres.

Por insistir en la norma, ¿no se está dejando de lado la crítica?

Eso no ocurre con todo el Estado. Lo que pasa es que hay personas extremistas y no hay peor cosa que un extremista con poder.

Si suma un funcionario, una institución, un marco jurídico, ¿no se forma una matriz?

Hay personajes, como Carlos Ochoa, a los que se les subieron los humos y, no obstante, sus planteamientos son eminentemente moralistas. El moralismo es enemigo de la cultura y de la libertad. Ahora también hay que decir que quienes tenemos el privilegio de hacer opinión estamos como demasiado armados, viendo lobos en todas partes y disparando al azar. No ataquemos al lobo: tratemos de entenderlo y de amansarlo.

Entrevista: Diane Rodríguez fue candidata a la Asamblea por Ruptura. Lidera el colectivo Silueta X, contra la discriminación.

‘Pedimos respeto, no la prohibición de nada’

¿Qué punto medio orienta sus acciones? Una cosa es que, a partir de un proceso cultural, la sociedad, en libertad, mire o deje de mirar un determinado programa de TV. Y otra es que, mediante una acción estatal, se determine qué es bueno o malo.

Nosotros no consideramos que cierto tipo de programas deban desaparecer. Nuestra posición apunta a que se canalicen otras formas que no discriminen a un tipo de población. Lo bueno de todo esto es que se trata de un tema que no solo le compete a la comunidad GLBTI y que no responde a lo que un funcionario diga que se deba hacer.

Entonces, ¿cuál es el papel del Estado en esta coyuntura?

Lo que ha hecho el Defensor del Pueblo es emitir un comentario y desde allí hace una invocación al resto de la sociedad que cree que lo que él ha dicho tiene algún sentido.

¿No nos estamos saltando un paso en que la sociedad replantee sus referentes antes que entrar en una vía prohibicionista?

Al Estado le corresponde crear políticas interinstitucionales que garanticen la calidad de vida de las minorías que nos sentimos discriminadas. Esto, sin embargo, no merma la posibilidad de que nosotros pongamos en evidencia aquellos prototipos estandarizados que inciden en la sociedad.

¿Le otorga preponderancia al Estado cuando el autocontrol debería venir desde las culturas?

Eso sería factible en una sociedad que entienda que el conocimiento es la herramienta del desarrollo de su individualidad. En Ecuador, esa clase de ciudadanos son muy pocos. Son más quienes pedirían La pareja feliz que 30 minutos plus. 

Está dando la razón: es una  sociedad informada y no una acción de control estatal la  que dirime esta controversia…

Sí, pero, en un contexto dado, tiene que haber un órgano regulador, y esa garantía la tiene que dar el Estado.

¿Ese ejercicio no puede caer en el extremo en que todo se prohiba, es decir, por defender unos derechos se conculcan otros?

Nadie pide la prohibición de nada. Pero en un esquema de TV abierta hay que tener mayor atención.

Pero ahí persistiríamos en una mirada paternalista, y lo que no se ha debatido con exhaustividad es la educación crítica de ver la TV para poder optar en libertad, más que pensar en la alternativa de la clausura o la prohibición…

Eso no debería ser para siempre. El Estado pone unas reglas mínimas de convivencia y después debe dejar que los individuos anden solos.

Según ese discurso, la sociedad siempre postergará su libertad…

No hay que olvidar que este Estado está formado por funcionarios que los mismos ciudadanos han escogido.

¿No es una paradoja?

Es un círculo sin salida…

Las ideas desde Twitter

A ver si entendí: ¿quieren cancelar #laparejafeliz porque denigra al ser humano pero en la sabatina pueden decirle enano a un asambleísta? 

Erwin Ronquillo, @erwinronquillo

Eso de querer eliminar “Mi recinto” es una pantalla. ¡TC está en manos del gobierno años! Y lo siguieron produciendo…

G. Ortiz, @gabyortizpozo

Detesto la vulgaridad de programas Mi recinto, La vecina, La mofle, La pareja feliz, pero detesto más que un burócrata decida por mí que ver o no

Johana Vera, @johanavera

Nunca he sido fanática de “Mi recinto”, ni “La pareja Feliz”,PERO es derecho de todos elegir lo q quieran ver, no el mío ni el de nadie más.

Betty Escobar, @basoledispa

Aunque me parezca mal la prohibición de mi recinto o la pareja feliz, no puedo defenderlos. Son programas q cultivan horribles estereotipos.

Gabriela Silva, @lagabysilva

Programas de humor podrían ser sancionados por supuesta discriminación-Siluetax-DianeRodriguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s